Soy Marco Helga, vivo en Barcelona. No puedo decir que me apasiona la fotografía desde pequeño y  que nací con una cámara bajo el brazo. No he tenido esa suerte. De hecho me gusta desde hace apenas unos 9 o 10 años. Empecé a viajar y a descubrir que por las noches las luces de las ciudades y edificios, me mostraban escenas preciosas que parecía que valían la pena fotografíar. Y así lo hice.

Luego me di cuenta de que al amanecer y al atardecer, el Sol, si además se filtraba entre las nubes, dejaba unas estampas maravillosas. Y aproveché para aprender a fotografiar la naturaleza y el paisaje.

Estando por las noches en el Desierto del Thar (India) y durmiendo a la intemperie, descubrí el poder hipnótico del cielo estrellado y aprendí a realizar fotografía nocturna y a pintar con la luz…

En otro momento me di una vuelta por Kenia para inmortalizar la fauna salvaje del Masai Mara y un día pensé, que quizá sería maravilloso combinar todo lo aprendido pero con una pareja de enamorados en el encuadre y probé la fotografía de boda.

Desde ese momento se que hago lo que quiero hacer. Captar uno de los momentos más bonitos de la vida de las personas de la manera más artística y natural posible. El día de su boda.

Me apasiona captar sentimientos, emociones, momentos, sonrisas, lágrimas, abrazos, miradas, gestos, caricias…, todo aquello que acontece en el día de vuestra boda, porque… no lo dudéis, todo eso y más va a ocurrir y yo quiero estar presente para vivirlo con vosotros.

Marco Helga