Sara & Cristian – Boda en Can Magí

Boda en Can Magí

Cristian es Rumano. Y por lo tanto antes de poder realizar la boda en Can Magí su deseo era hacer su preboda en Rumanía. Era algo más que especial tanto para él y Sara como para mí y mi hijo Noel que fuimos los elegidos para poder acompañarles en esa aventura.

Al mismo tiempo Sara tiene sus orígenes en Ponferrada así que la postboda la hicimos allí. Y el lugar no podía ser mejor porque salieron unas fotos espectaculares.

Sinceramente, pocas veces me lo he pasado mejor porque hicimos un par de viajes que se han convertido en inolvidables con una pareja que con el paso del tiempo me han demostrado una vez detrás de otra que su calidad humana está fuera de toda regla.

Alegres, generosos, familiares, amigos de sus amigos, bondadosos…. ellos saben que no hablo por hablar. No puedo hacer otra cosa más que quererles y sentir un profundo agradecimiento por haberles conocido y haber tenido la oportunidad de vivir una aventura tras otra en estos dos años que hace que les conozco tanto en su preboda, boda y postboda.

En Rumanía, estuvimos dando una vueltecita por lugares increíbles y maravillosos como Cluj-Napoca en plena región de Transilvania visitando el Castillo de Bran (Drácula), cerca de la ciudad de Brasov donde también tuvimos unas vistas espectaculares desde lo alto de la montaña tras subir con el teleférico. Seguidamente nos acercamos a la fortaleza medieval de Rasnov y a traves de la carretera de Transfagarasan llegamos al lago Balea. Impresionante.

Visitamos el Castillo de Hunyad donde hice unas de las fotos que más me gustaron del viaje. Llegamos al Danubio en la frontera con Serbia y cerca de allí llegamos a la Cascada Bigar. Por último después de prácticamente 5 días de viaje acabamos en la Salina Turda.

Probablemente uno de los viajes más increibles y bonitos que he hecho en mi vida donde aparte de ver lugares preciosos pudimos comer platos típicos como el Sarmale (carne picada enrollada en col), Mititei La Gratar, Salchichas Pleşcoi o el postre estrella llamado Papanasi. Madre mía que delicia….

Parece que después de esto no hicimos fotos ¿verdad?…. JA! pues nada de eso. Nos trajimos un buen lote que rematamos un tiempo después en la playa Garraf porque la verdad…. teníamos ganas de vernos de nuevo y revivir esta maravillosa experiencia.

El día de la boda fue muy especial, un poquito de nervios que se fueron templando con alguna que otra botella de cava para ir brindando por el acontecimiento que estaba a punto de celebrarse en Can Magí en Sant Cugat (Barcelona), un lugar precioso donde las bodas tienen éxito garantizado.

Sara estaba guapísima con su vestido de Rosa Clará y por supuesto Cristian bien apuesto con un traje de Señor. Una de las bonitas sorpresas del día fue el coche que vino a recoger a Sara, un Chevrolet BelAir 1955 de color azul turquesa, precioso con el que pude hacer una de las fotos que más me gustaron del evento.

Hubo una preciosa ceremonia, con varias intervenciones a cual más emotiva y después de un sí quiero contundente por ambas partes y ya más relajados la celebración con todos sus familiares y amigos fue muy divertida tras un pase de diapositivas en la fachada del edificio principal del restaurante.

Al poco de llegar de su viaje de novios nos fuimos a Ponferrada. Estuvimos por el Castillo de los Templarios, las Médulas y algún que otro paraje natural de la zona del Bierzo. Lugares increíbles donde pudimos dar rienda suelta a nuestra imaginación para que tuviesen las mejores fotografías.

Mil gracias a los dos… el recuerdo es imborrable.

Consúltame
1
Hola, ¿en qué puedo ayudarte?